Larga Vida a la Reina!

Isabel II es el personaje español del siglo XIX más estudiado y comentado por la historiografía. Nacida en 1830 y fallecida en 1904, reinó en España desde 1833 hasta 1868. Era hija, como sabemos, del inefable Fernando VII y de su cuarta y última esposa María Cristina de Borbón.

Todo en Isabel fue precoz: huérfana de padre a los tres años, alejada de su madre a los diez, reina a los trece, casada a los dieciséis y derrocada a los treinta y ocho.

ISABEL II

Su nacimiento y posterior ascensión al trono provocó el inicio de un largo conflicto dinástico, pues su tío el infante Carlos de Borbón, hasta entonces primero en la sucesión a la corona, no aceptó que su sobrina fuese nombrada Reina de España. Finalmente la división entre isabelinos y carlistas acabó provocando las llamadas “guerras carlistas”.

A pesar de la disputa familiar, Isabel asumió a la muerte de su padre, que su progenitora fuera nombrada como Reina Gobernadora durante su minoría de edad, de modo que al margen de las múltiples alternativas sufridas por su dilatado reinado, éste reconoce dos periodos principales: el protagonizado por su madre y el que ejerció de forma personal y directa (1843- 1868). En el lapso comprendido entre 1840 y 1843 desempeñó la regencia el general Espartero.

Ahora bien, en su  última etapa la soberana juró la Constitución de 1837, dividiendo así su reinado en tres periodos conocidos como: Década Moderada (1844-1854), Bienio Progresista (1854-1856) y Crisis del Moderantismo (1856 – 1868). La Década Moderada finaliza con la Revolución del 54, por lo que la Reina propone la convocatoria de unas Cortes Constituyentes formadas por el Congreso de los Diputados para impedir la presión conservadora del Senado y así empezar el Bienio Progresista.

Tras las elecciones, las nuevas Cortes Constituyentes abren sus sesiones el 8 de noviembre de 1854. En la Sesión Regia de apertura, el discurso de la soberana recobra el apoyo popular al acercarse a los progresistas. En primer lugar, se discute el tema de la soberanía nacional, que es el punto conflictivo entre moderados y progresistas; y los derechos individuales quedan reforzados y garantizados.

acd_af19

Sesión Regia de Apertura de las Cortes Constituyentes el 8 de noviembre de 1854. Llegada de la Comitiva Real al Palacio del Congreso de los Diputados.

Afortunadamente el Archivo Histórico conserva el Discurso pronunciado por la reina en el Acto de Apertura de las Cortes:

discruso isabel II

Una joya más, escondida entre los legajos de nuestro Archivo 🙂

Casualmente, el pasado once se cumplió ciento once años de la muerte de la Reina. Ahora en su adiós, también su persona queda ligada a los documentos que conservamos de esa época. Su gobierno, su vida y sus intereses han quedado en nuestros archivos para la historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s